Archivo // life

text

¡Cállate y escribe el libro!

5 cosas que me ayudaron a conseguir escribir más.

Estoy trabajando en el seguimiento sobre “Robar como un artista”, mi libro sobre cómo ser más creativo en la era digital. Ha sido un verdadero dolor de cabeza. Aquí hay cinco cosas que me han ayudado:

1. Cállate y escribe el libro

Soy una persona extremadamente extrovertida, lo que es realmente bueno después de escribir un libro, salir al mundo y hablar con la gente sobre ello, pero no es tan bueno cuando lo que necesito es ‘secuestrarme’ a mí mismo lo suficiente como para lograr escribir lo necesario.

La mayor parte de mi forma de pensar es “en voz alta”, lo que significa que las ideas no vienen realmente a mí hasta que yo las he expresado. Si yo las expreso a través del habla, estoy menos propenso a dar la vuelta y escribirlas.

2. Usa el baño

Tengo un montón de buenas ideas que salen en la mañana. Si tengo una idea en la ducha, lo escribo en mi bloc a prueba de agua, y si la tengo después de la ducha, utilizo un marcador especial para escribirlas en el espejo de mi baño.

3. Arreglar el mise en place

Mise en place es un término francés que significa cocinar “todo en su lugar”. Se utiliza para referirse a la forma en que todos los ingredientes del chef han sido organizados y están listos antes de cocinar. Para los escritores, creo que es igualmente importante contar con su espacio de trabajo organizado y listo para empezar, sin nada en su camino.

Hice un pequeño ajuste a mi escritorio que hizo una enorme diferencia. Levanté mi monitor externo ligeramente, para que yo pudiera poder mi laptop frente a el, y me deshice de mi teclado externo. Ahora, cuando me siento, puedo abrir mi laptop y ponerme a trabajar. Si necesito el monitor adicional a la investigación o al trabajo de diseño, puedo conectarlo, pero la mayoría de veces, ni siquiera lo uso.

4. Menos notificaciones, más meditación

Puede que este sea un punto obvio, pero es una locura mucho que mis dispositivos tienen la capacidad de distraerme como una característica inteligente. Entre más tonto hago mis dispositivos, más inteligente me siento.

Notificaciones que he eliminado.

  • Todas las notificaciones de mi iPhone.
  • TweetDeck en mi laptop
  • Notificador de Gmail

En cuanto a la meditación, es bastante simple: puse a mi hijo a dormir la siesta, sentado en la parte superior de las escaleras, puse la cuenta regresiva de mi iPhone en 10 minutos, y cierro los ojos. Eso es todo. He estado haciendo de manera intermitente esto durante alrededor de un mes y medio y me he sentido menos enojado, menos estresado, más ligero.

5. Deje la investigación

Voy a dejar que Steven Johnson tome este:

"El correo electrónico, las redes sociales y los juegos son distracciones obvias. En mi experiencia, la mas sutil amenaza —sobretodo para los escritores de no ficción— viene a través de la creencia eminentemente razonable de que usted no está listo para empezar a escribir, porque no ha terminado su investigación todavía."

David McCollough está de acuerdo:

"Hay una tentación terrible de mantenerse investigando. Llega un punto en que simplemente tienes que parar y empezar a escribir. Cuando comencé, pensé que la manera en que uno debe trabajar era hacer toda la investigación y luego escribir el libro. Con el tiempo empecé a entender que es cuando empieza a escribir es que usted realmente sabes lo que no sabes y necesitas saber."

¡Listo! Regresa a escribir.

Vía: medium.com

text

¿Y ahora qué?

  1. Descansa en tu llamado, lo parezca o no estás donde Dios quiere que estés. 
  2. Enfócate en lo que puedes controlar, avanza lo que está en tus manos hacer, Dios se encargará del resto.
  3. Se paciente, se optimista porque no sabes lo que está a la vuelta de la esquina.
Whitney George (Seeds)
text

hoy amenacé con volver a escribir…
veremos hasta donde llega esta amenaza…

photo
Acuareleando un #domingo por la tarde :)
Pin it

Acuareleando un #domingo por la tarde :)

photo
Empresa de transporte Orión
Pin it

Empresa de transporte Orión

quote

José tuvo que ser fiel y obediente cuando estuvo en esclavitud y en prisión antes de ser puesto a cargo de Egipto.

David tenía que pastorear ovejas antes de matar a un gigante.

Esteban tuvo que servir las mesas para las viudas antes de defender su fe a las masas.

Dios no te dará más que hacer, hasta que puedas hacer lo que Él ya ha dado para hacer.

Así que:

Deja de orar por una vida de impacto y haz algo impactante.

Deje de orar por una plataforma más grande y utiliza la que ya tienes.

Deje de orar por una mejor asignación y comenzar a realizar mejor la que tienes.

-La obediencia crea oportunidades, no al revés-

Steven Furtick (via blogpedroinfantas)

Vía: pedroinfantas

quote

Es imposible conseguir la temperatura adecuada para cada uno.
No se puede establecer un volumen de música que haga felices a todos.
Nunca vas a encontrar el equilibrio adecuado entre alcance y discipulado.

Más importante aún, la visión en la que crees que Dios te llamó a algunas personas les va a encantar. Algunas personas se irán por ella.

Eso es bueno. Busca esa tensión.

¡Si tratas de complacer a todos, va a fracasar!

Tony Morgan - Trying to please everyone? 

Vía: pedroinfantas

photo
Lima, la ciudad es una ciclovía gigante.
Pin it

Lima, la ciudad es una ciclovía gigante.

text

Notas de campo, edición sabatina.

Curioso y agradable sentimiento de encontrarte con gente que extrañabas, abrazarlos y conversar con ellos.

Un pedacito de lo que fué este sábado (:

quote
Esa es precisamente la pregunta que todos deberíamos hacemos — ¿Por qué rayos no? ¿Por qué no tú? ¿Por qué no ahora?

Timothy Ferriss

text

Esta bien que te llamen Cristiano

image

¿Por qué Marcus Mumford asume que la etiqueta ‘Cristiano’ no lo sostiene?

Por Lillian Daniel

Parece que es una tendencia en crecimiento, personas que dicen amar a Jesús, pero no quieren llamarse a sí mismos cristianos. 

El último en hacer este reclamo por no afirmar esto es Marcus Mumford, el líder de la popular banda Mumford & Sons, cuyas letras de temática cristiana han sido una fuente de fascinación para los creyentes y no creyentes por igual.

En la portada de la siguiente revista Rolling Stone, Mumford puso reparos cuando se le preguntó si consideraba a sí mismo un cristiano, como un adelanto en la página web de la revista reveló: 

"No me gusta mucho esa palabra. Viene con tanto equipaje", dijo esto a causa de que muchos fans que lo relacionan con esta etiqueta. "Así que, no, yo no me considero un cristiano".

Mumford es hijo de los fundadores británicos del movimiento evangélico Vineyard. No es el primer chico de iglesia en cuestionar o rechazar la tradición de fe en la que fué criado. De hecho, las palabras que usa para describirse a sí mismo en la revista Rolling Stone va a resonar con rápido crecimiento dentro de la cultura milenaria -los “nones”. El Pew Research Center ha reportado el año pasado, 32% , de 18 a 29 años están  en la lista de “ninguna” como su religión.

Las observaciones de Mumford ciertamente no son una rareza, pero pueden decepcionar a la multitud de fans cristianos, que han visto en Mumford & Sons una articulación inteligente y artística de su fe.

Después de todo, la fe Marcus Mumford como se evidencia a través de su música es muy similar a muchos nosotros: el viaje espiritual es un “trabajo en progreso”, el NUNCA ha dudado de la existencia de Dios, pero él pide no obstante a ser asociado con ninguna religión. “Me he separado a mi mismo de la cultura del cristianismo”, dijo a la revista Rolling Stone.

Un rápido vistazo a los titulares cristianos le dirá el por qué. ¿Por qué los cristianos se vuelven locos hablando después de un desastre natural? ¿Por qué un pastor quiere quemar el Corán cada vez que sale al aire?

Yo sé lo que se siente querer alejarme de declaraciones llenas de odio cometidos en nombre de mi fe. Si esto es todo lo que es el cristianismo, no quiero ser asociados con él tampoco. Pero por supuesto, eso no es todo lo que es el cristianismo. Y a menos que algunas personas sanas reclamen la etiqueta, los grupos extremistas tendrán la última palabra.

Hace unos años, me cansé de personas que afirman ser “espirituales, pero no religiosas”, porque no creo que sea suficiente. En una cultura del narcisismo, los asuntos religiosas importan. En nuestra comunidad “hazlo a tu manera”, la comunidad religiosa que es rigurosa, razonable y real sigue siendo el elemento más nutritivo en el menú.

Sin embargo, muchas veces cuando digo esto, como me ministro a mí mismo, soy recibido con gritos de queja de la gente que quiere hacer el solo cosas de Dios.

Su argumento es algo como esto: Me gusta la idea de Jesús, pero no soporto la Iglesia. Por lo tanto, me quiero identificar directamente con la fuente primaria, Jesús, en lugar de con los molestamente imperfectos seres humanos que han intentado seguirlo pero fracasaron.

Ellos me describen sobre su viaje personal privado, libre de los pecados de la Iglesia histórica pero con un gancho directo a la persona que comenzó todo. Lo que todo esto implica, sin embargo, es que la persona que ama a Jesús en privado es de alguna manera mejor que a aquella que trata de hacerlo con otras personas.

Como Mumford explicó acerca de estas personas que se llaman a sí mismos “cristianos”, “Creo que la palabra sólo evoca todas estas imágenes religiosas que no me gustan. Tengo mis opiniones personales sobre Jesús y lo que Él es. Al igual, si le pregunta a un musulmán dirán: ‘Jesús era impresionante’ -ellos no son cristianos, pero aún así aman a Jesús”.

Por lo tanto, vamos a recapitular. Jesús es impresionante. Los musulmanes son impresionantes por pensar que Jesús es impresionante. ¿Y los cristianos? No son tan impresionantes.

Cuando la gente me dice que no pueden soportar el cristianismo, por lo general describen una Iglesia que se parece muy poco a la iglesia abierta-de-mente en la que sirvo. Describen juicios hipócritas de odio en contra las personas de otras religiones y que solo van tras su dinero. Ellos atribuyen todos los problemas del mundo a la Iglesia, desde el sexismo, el abuso sexual, hasta la guerra.

En algunos cuadrilateros de pelea, muy pocos podemos tolerar un debate similar sobre otro grupo de personas. Y sin embargo, hay gente de mente abierta a escuchar esas reflexiones serpenteantes con un oído comprensivo, como si estuvieran oyendo algo sabio, valiente y original. Cuando en realidad, están escuchando algo desinformado e insultante.

Ningún grupo de personas puede llevar la culpa de todo lo peor que impregna la sociedad. A eso le llamamos estereotipos. No estoy pidiendo disculpas por una iglesia de la que no soy miembro.

Por desgracia, cuando se trata de todos esos horrores, el denominador común no es la religión organizada, sino una respuesta más aterradora: las personas. Es la presencia y la participación de los seres humanos. Si pudiéramos hechar a toda la gente fuera, podríamos ser capaz de hacer esa cosa llamada “comunidad cristiana”.

En una cultura de narcisismo, la forma más fácil de seguir a Jesús es de dando un paseo en solitario al ritmo del ‘tambor’ que has escuchado toda tu vida: tus propias preferencias y creencias personales. Desde la distancia, se siente que está  a salvo de la comunidad.

People will explain to me that without the Church, they are traveling light, without all that Christian baggage. But what exactly is this baggage? It’s people—who might actually be some of the best road companions there are.

La gente afuera de la Iglesia me explica, están viajando a la velocidad de la luz, sin todo ese ‘equipaje’ cristiano. Pero, ¿qué es exactamente este equipaje? ¡Es gente! —que en realidad podrían ser algunos de los mejores compañeros en el camino que hay.

Ciertamente, Marcus Mumford tiene razón en una cosa: la Iglesia es algo a lo que entras bajo tu propio riesgo.

Porque en realidad podrías chocar con la humanidad allí. Tu puedes golpear algo en lo que estas en contra. Puede que tengas que escuchar música que no te gusta. Es posible que se te pida que compartas tus cosas. Puede aprender de una tradición mucho mayor que tú, y darte cuenta de lo pequeño que estas delante de un legado. Incluso se te puede pedir a adorar algo más que no seas tú. ¡Ouch!

Esta es una traducción del artículo de Relevant Magazine: “It’s OK to Call Yourself a Christian" -Marzo 14 del 2013.

Vía: relevantmagazine.com

photo
¿Podrá el ser humano controlar el poder de crear y destruir sin ayuda de nadie?
Proverbios 16:32
Pin it

¿Podrá el ser humano controlar el poder de crear y destruir sin ayuda de nadie?

Proverbios 16:32

quote
Siempre habrá muchas opciones disponibles para ti en la vida, pero Dios siempre te conducirá en dirección a sus propósitos.
photo
Aquella mano que siempre me protege sin darme cuenta…

Salmos 18:36-37 — Tú me proteges y me salvas, me sostienes con tu mano derecha; tu bondad me ha hecho prosperar. Has hecho fácil mi camino, y mis pies no han resbalado.
Pin it

Aquella mano que siempre me protege sin darme cuenta…

Salmos 18:36-37 — Tú me proteges y me salvas, me sostienes con tu mano derecha; tu bondad me ha hecho prosperar. Has hecho fácil mi camino, y mis pies no han resbalado.

text

NO SE TRATA DE “PRODUCTIVIDAD”

Artículo original de Machete Indie

Leer nos toma unos 50 bits por segundo, dejando el resto para los sonidos, imágenes y olores del ambiente. Todo lo que percibimos como seres humanos involucra un poco de la capacidad de procesamiento de nuestro cerebro. Tener una conversación profunda con un ser querido, ver televisión, hacer un trabajo sencillo y sentarse en silencio a admirar el mundo, consume recursos de la misma fuente de atención.

Si asumimos que el cerebro puede procesar 100 bits por segundo, podemos calcular la cantidad de información que el cerebro puede procesar en toda una vida (asumiendo que vivimos alrededor de 80 años y dormimos durante 8 horas diarias). Esa cifra es de, aproximadamente, 150 mil millones de bits de información.

Esa es una cifra enorme. Sin embargo, estamos hablando de que el total de nuestras experiencias como seres humanos se ha convertido en un simple número. Todas nuestras emociones, pensamientos, sensaciones y conversaciones se incluirán en ese número y la forma en la que procesemos esos 150 mil millones de bits a lo largo de nuestras vidas nos harán quienes fuimos. Ya no parece una cifra tan grande.

Para algunos, la productividad es juguetear con herramientas (generalmente smartphones) que hacen el trabajo más sencillo o ganarle unos minutos al reloj completando una tarea para dummies. Puede ser interesante leer sobre tips de productividad de otros y probarlos en nuestros propios flujos de trabajo, pero en realidad, pensar en productividad significa volver a eso 150 mil millones de bits que nos hacen ser quienes somos y quienes seremos.

La productividad se vuelve cada día menos sobre tips y más sobre asegurarse de que estamos utilizando el recurso más escaso en el universo, nuestra atención, de manera que se alinee con lo que queremos ser y lograr en nuestras vidas. Se trata de eliminar la información innecesaria que está agotando nuestros 150 mil millones de bits; se trata se concentrarnos en ayudar a otra persona o resolver un problema importante, hacer algo que valga la pena.

"Ser productivo" no se trata de hacer más trabajo. Se trata de hacer que esos 150 mil millones de bits se gastan lo más sabiamente posible. Ver televisión y tener una conversación con un ser querido tendrá aproximadamente el mismo número de bits de información para ser procesados por el cerebro que hacer zapping después del trabajo mientras pensamos en algo creativo para una campaña.

¿Qué es más significativo para ustedes? ¿Qué les va a dar más felicidad haber hecho cuando lleguen al bit número 1499999999?

Vía: mashete.squarespace.com